El infaltable puto

ESTE BLOG ESTÁ PENSADO PARA PERSONAS CON CRITERIO FORMADO Y SOLO PARA USO DOMESTICO. NADA DE LO MENCIONADO DEBERÁ SER TOMADO EN SERIO NI REPETIDO EN LA INTIMIDAD DE SUS HOGARES.

20.7.07

TIPS PARA BAJAR DE PESO


1 Acompaña tus comidas con una botella de ron. Por cada bocado de comida bebe un sorbo directo de la botella. Haciéndolo puedes comer todo lo que quieras y una vez terminada la botella vomitaras toda la noche. Después de unos días bajaras al menos 10 kilos y te dará ese look cadavérico tan actual.

2 Usa platos de café para servir tus comidas. Puedes llenar el plato y sentirás que estas comiendo una porción completa de tus platillos favoritos. Esto causará que poco a poco vayas comiendo menos y te sentirás tan ridículo que finalmente no comerás nada.

3 Si vas a comer a un restorán, no comas. Solo pide un vaso de agua. Puedes entretenerte echando sal en tu mano y chupándola o saborear un trozo de limón o hielos. De postre pide el azucarero y mete el dedo. Además de bajar unos cuantos kilos ahorrarás una buena cantidad de dinero. Recuerda lo caros que son siempre tus restoranes de moda favoritos.

4 Si te enfermas, no hagas nada. ¿Cuantas veces has escuchado a esa amiga que te comenta los kilos que perdió durante su mononucleosis? Aprovecha ese mecanismo natural que nuestro organismo nos entrega y rebaja hasta 20 kilos durante un mes. Si tienes diarrea, ¡mejor! ¡Puedes comer lo que sea y se ira mágicamente por el excusado!

5 Asegúrate de elegir un desayuno saludable. Puedes comer una naranja, un bowl de cereales y una porción de queso magro. Después vuelve a acostarte, toma tres pastillas para dormir y amanece al día siguiente. Acuérdate de disfrutar nuevamente de tu desayuno saludable. De esta manera perderás muchos kilos, esa pareja que tanto te molesta y el trabajo que te tiene aburrida.

6 Toma mucha agua. Lleva en tu cartera 3 bidones de 5 litros cada uno, conéctalo a una manguera y bebe agua todo el día. Cárgalo contigo a todos lados y ¡además estarás ejercitándote!

7 En los cereales olvida el azúcar y esparce unos gramos de coca con una pizca de éxtasis. Estarás activa todo el día, podrás cargar fácilmente los bidones de agua y tus amigas preguntarán como lo haces para estar feliz constantemente.

NOTA: Tras diversos comentarios quiero aclarar que este post no tiene ninguna intención de promover los desordenes alimenticios. Para orientación y ayuda anda acá

17.11.06

20 secretos (in)confesables


Estoy mega fome, como me da lata hilar palabras solo revelaré algunos secretos para divertirlos un rato:

1. Me encanta sabanear los peos en la cama
2. Reconozco que adoro sacarme los mocos
3. Me he robado calzoncillos del gimnasio para olerlos en mi casa
4. Follando a un tipo acabé adentro y seguí follándolo y acabé de nuevo y se quedo el condón adentro (el después lo cagó) (fue hace mil años y me he hecho 800 tests de VIH, negativos todos, thank blog)
5. Una vez hice pipi encima mío para ver como se sentía un golden shower (fue en la tina, no me tome el pipi ni me lo tiré en la cara, tan chancho no soy)
6. Una noche de este año en la Blondie me dieron unas ganas de cagar atroces, traté de ir al baño allá y casi vomito, me tiré 3.768 peos con olor a muerto, mi amigo me dijo, “hay olor a peo” y yo me hice el wea, manejé como desquiciado atravesando santiago para llegar a mi casa, me bajé del auto y se me quedó la puerta abierta, la abrí de nuevo, la volví a cerrar y me cagué.
7. No es secreto pero me acaban de llegar dos mensajes de ex pinches, con 1 hora de distancia entre ellos, que dicen exactamente lo mismo: Que tal? Como has estado?. Scary
8. Hay un ex acueste que con mis amigos le decimos “chiquitín cacurri” porque me dejó la cama, el pirulo y todo lo que tocó embadurnado en plasta.
9. Una vez me robé unas zapatillas del gimnasio que me encantaron. Llegué a mi casa, me las probé, no me gustaron tanto, me sentí culpable y las fui a devolver al día siguiente diciendo que me las había echado por error al bolso.
10. Con un pololo me encerré en el baño del Sarita Colonia, era el cumpleaños de un amigo, nos chupeteamos todo, acabamos y salimos. Al rato otro amigo me preguntó que era la mansa ni que mancha blanquecina que tenia en la camisa.
11. El otro día llamó una niña para invitarme a cooperar con el Hogar de Cristo, la estaba escuchando, le contesté varias cosas y cuando me empezó a cargosear diciendo que qué me costaban $1500 al mes para darle un desayuno a un niño pobre, le corté. (es ñoño este secreto pero me sentí muy malo)
12. Cuando chico me pajeaba donde fuera y una vez lo hice en el auto con mi papá y mi abuelo sentados adelante. Otra vez me pajeé caminando por la calle porque tenía un chaquetón grande y lo hice por debajo.
13. He subido fotos de mi pirulo a páginas tipo Rate my cock, o Rate my schlong, y me encantaba leer los comentarios que los gringos me hacían.
14. El otro día conocí a un paco gay en una maricoteca. Llegando a mi casa lo llamé y lo empecé a calentar vía telefónica. Después que él acabó me preguntó si yo también, cosa que no había pasado. Me empezó a hablar cochinadas para que yo acabara pero a mi me pareció tan ridículo todo lo que me decía que fingí un orgasmo. Todo muy freak. Orgasmo telefónico fingido con un Carabinero.
15. Estaba recién pensando en inventar más secretos porque no me acuerdo de nada más.
16. Me aburrí y me voy a acostar.
17. Acabo de pensar que sería divertido llamar a este post 20 secretos (in) confesables.
18. En realidad uno de los mensajes del no secreto numero 7 decía: “¿Cómo has estado? Saludos” pero me pareció más divertido mentirles y decirles que habían sido exactamente iguales.
19. En realidad no me tiré 3.768 peos en la Blondie, sino 3 o 4. Ni me he hecho 800 tests de VIH (6 o 7 deben ser).
20. Este secreto es exclusivamente para tener un número 20.

30.10.06

Espejo

Los ojos maquillados de Nicole se iluminaban frente al espejo.
Su sonrisa era la más brillante.
Unos últimos retoques y estaba lista para salir.
Su caminar sensual atraía las miradas.
De noche esa esquina le pertenecía.
Todo cambió.
Esa misma esquina de día lo recibe.
Su cojera al caminar atrae las miradas.
Las últimas monedas y está listo para irse.
La mitad de su sonrisa agradece.
Los ojos tristes de Manuel en el espejo no olvidan la golpiza.

Cuento presentado a "Santiago en 100 palabras". No me gané ni una caluga pero en fin. Mientras me inspiro se los dejo de regalito. Vayan a ver los cuentos ganadores a www.santiagoen100palabras.cl . No le digan a nadie pero me parece un poco pretencioso el que ganó (ay, yo leo a Dostoievski y lo nombro, soy súper culto, my ass!!) (que picado soy!!). Besos

17.10.06

Siempre Lunes


Me quedé sin inspiración. No sé que escribir. Por lo mismo simplemente decidí lanzarme y ver que sale. Creo que estoy perdiendo la frescura de ser un new blogger y pasé a la etapa en que dejo de escribir para mí y empiezo a escribir para ustedes. Y eso no me parece. (No porque no les quiera, estimados amigos, pero encuentro que la gracia del blog es liberarse y disfrutar y no estresarse y pensar que debo ser más gracioso en este post que en el anterior). Comencé a escribir en mi blog inspirado por ”Julius” que es un amigo total y absolutamente genial. Su manera de contar las cosas hace que me mee de la risa. Él me decía que mis mails eran hilarantes y que debía escribir en un blog. Pero ¿de que iba a escribir? Para contar las aventuras y desventuras de la vida estaba él que simplemente es inigualable y sin parangón. Tenía que buscar una base para contar las cosas que pasan por mi, a veces agitada, cabecita. Y llegué al sexo (rápidamente). A pesar de todo lo descarnado que suelo ser al escribir, aun tengo serios conflictos con el tema sexual. No se si habrá sido mi paso por el colegio católico o mi tradicional familia (ojo, que dije tradicional y no conservadora) pero siempre me aparecen culpas después de pegarme una follada de aquellas. Quizás entonces como ejercicio mental decidí escribir las cochinadas que hago, hice y haré. La palabra como catalizador de mi caliente ser, el verbo como eyaculación de mi orgásmica mente. Pero me di cuenta que al empezar a escribir empecé a reflejar mis estados de animo. Muchas veces el sexo no era el centro de lo que escribía. De hecho creo que nunca lo es. El sexo y la cochinada es la excusa para hablar de lo que me está pasando. Haciendo un análisis posterior veo como en ”Oscuridades” aparecen todos mis miedos a perder el control de mi mismo. Cómo me aterra caer en lo más bajo del ser humano. En ”Laura” me descargo por el desamor. Grito lo que no dije nunca. Libero la rabia contenida. Y ”Erección” es, aunque no lo parezca, un grito de auxilio pidiendo por amor verdadero (aún cuando no lo haya encontrado con el lolo de la historia, pero tiene que ver con la búsqueda y la desesperanza que siento a veces).
Creo que el único que me acuerde que escribí de puro caliente es ”Olfato” en donde hasta escribía con la verga dura (bueno escribía con el dedo en realidad, pero la penca la tenia pará, he tratado de escribir con la verga dura pero persneto garevs erorers de tpieo).
Con el tiempo empecé a derivar en otros temas y de hecho se me han ocurrido hartas cosas bien entretes pero me ha dado lata escribir. Quizás así como estaba triste con ”Una pequeña historia” ahora simplemente tengo lata. Pura y profunda lata. Suele pasarme que siempre estoy esperando algo. Algo fascinante y ultra divertido que ocurrirá en los próximos días. Una fiesta espectacular de algún amigo, el cumpleaños de una compañera de universidad, el estreno de alguna película de un director favorito o simplemente un fin de semana largo. Pero parece que a estas alturas del año ya todo pasó. Ya lo pasé chancho, ya salí los fines de semana largo y me quedo en la rutina. Y creo que no hay cosa que me latee más que la rutina. La misma payasá de siempre. Trabajo todo el día, como como condenado, no hago ejercicios de puro flojo, me meto a Xtube, veo porno y chicos guapos pajeándose frente a webcams y procedo a lo mismo que hacen los mozuelos frente a la camarita. Salgo los fines de semana, un día del fin de semana tomo más de lo que debiera, al día siguiente me arrepiento de haber tomado más de lo que debiera. A veces me despierto en una cama que no reconozco y me arrepiento de haber tomado más de lo que debiera y despertar en una cama que no reconozco. Y así parte de nuevo el lunes y la rutina de la semana y me deprimo el lunes por culpa de la rutina de la semana y la culpa de haber tomado un día del fin de semana más de lo que debiera y haberme despertado en una cama que no reconozco. Siempre me deprimo los lunes. Siempre lunes. Hoy no. Es lunes y no estoy deprimido. Y tampoco estoy lateado. De hecho estoy escribiendo y me siento bien. Siento que hago cosas bien y me enorgullezco. Pero también sé que soy muy bueno engañándome a mi mismo. Creo que en el fondo sí estoy lateado (por algo lo dije antes) pero me estoy autoconvenciendo que no es así. Al menos paso el rato escribiendo y dejo descansar un poco a los chicos tras sus webcams que deben estar cansados de tanto pajearse para mi.

3.10.06

Ciertas frases ciertas en ciertas canciones inciertas



“You might smell like Vanilla but you’re still a Gorilla”
Canción: King Kong
Grupo: Kudu
Por todos lados están esos hombres que huelen bien, se ven bien pero siguen siendo unos desgraciados sin alma. Monos recién bajados del árbol que supieron pulirse. Se les puede reconocer porqué todo lo que son es lo que tienen. Simios con plata que se meten coca por la nariz y se creen los súper hombres. Perdón pero puedes oler a vainilla pero sigues siendo un gorila.

“Dame amor chiquitito, como se debe dar, con un poco‘e pimienta y un poquito de sal, que me duela en el alma, que me haga llorar, luego dame caricias para hacerme olvidar”
Canción: Pimienta y Sal
Grupo: Alex y Cristina
Una canción muy boba pero con mucha razón. Me aburren profundamente las relaciones en que todo es “azúcar, chocolate y miel”. Lo siento, eso no es real. Un hombre arrastrándose a los pies no me parece nada de atractivo. Uno siempre termina enganchado hasta el píloro del bestia que te trata pésimo pero después sabe como hacerte sentir bien. Y bueno, parece que la cosa es así no más, o acaso tu mamá no te enseñó que a la ensalada hay que ponerle una puntita de limón.

“I don't want to settle down, I just wanna have fun
I don't want to settle down, I just wanna chew gum
Oh no! Oh no!
you've got it all wrong
if you think you're chocolate when you're chewing gum”
Canción: Chewing Gum
Cantante: Annie
Reconozco mis contradicciones, a veces muero de ganas de estar en pareja, vivir junto a mi pierna peluda y tranquilizarme para siempre y hay otras veces en que “I just wanna have fun”. Puede ser frívolo y superfluo pero de vez en cuando o de cuando en vez ando en la parada de masticar el chicle y disfrutarlo al máximo y una vez que se le va el sabor, escupirlo y tirarlo fuera. Lo importante es que el chicle en cuestión sepa que es eso y nada más. Nada de andar hiriendo sentimientos porque sí. Miren que no es ninguna gracia andar acumulando “bad karma coins” para que después el globo se te reviente en la cara.

“Adiós que te vaya bien, que te coja un carro, que te parta un rayo, que te espiche un tren.
Adiós que te vaya bien, que te muerda un perro, que te lleve el diablo, y marques calaveras”
Canción: La estaca, gracias Joey , lo tenía mal escrito en I Tunes y eso que tengo el disco, jejejeje, que gil.
Grupo: Aterciopelados
Mis ex novios suelen terminar siendo amigos. En general no me equivoco cuando elijo a alguien como pareja, y si la cosa no funciona trato de mantenerlo cerca porque sé que son personas valiosas que me pueden aportar. Pero me he equivocado, y a esos pasteles les dedico esta canción. Y ojalá que el perro tenga rabia. (¿Qué querrá decir “marques calaveras?”).

“Mi nombre es Yasuri, Yasuri Yamileth, te metes conmigo y te saco la gillette”
Canción: Gillette
Cantante: Yasuri Yamileth
Rara vez me enojo. Casi siempre soy muy civilizado y digo las palabras adecuadas en los momentos apropiados. Pero he aprendido que si me sacan los choros del canasto tengo que aplicar la buena chuchá, la tonta pará de carro y el oportuno garabato. Ah, no! Ya estoy viejito pa que se vengan a reír de mí y en mi cara más encima. Hace rato que me cansé de ser el buenito que siempre pone la risa idiota y se queda callado. Así es que si te metes conmigo te dejo una ye que no es de yeye sino de yasuri yasuri yamileth.

“Oh, my goodness, girl, look at him, He's the cutest brother in here, And he's comin' this way! Oooo!”
Canción: Shoop
Grupo: Salt’n Pepa
¿Acaso no hay algo mejor que cuando uno le echa el ojo al cutest brother de la pista de baile y te das cuenta que también te están mirando y se acercan a ti? Me gustan los hombres guapos lo reconozco. Al carajo con la tontera de la belleza interior… ya, sí ya se lo que me van a decir, ¿pero cómo? ¡no puede ser! ¿Cómo piensas así? Patrañas, todos los weoncitos se mueren por el mino rico… por supuesto si después resulta ser un pobre idiota con menos cerebro que una polilla se elimina rápidamente, pero nadie me viene con la chiva de la belleza interior cuando que yo sepa ninguno de nosotros es transparente y los anteojos de rayos x aún no salen al mercado.

“Cada vez que te miro se me para, cada vez que te miro se me para, mi corazón, se me para, mi corazón, se me para.
No sé y no me importa con quien te hayas metido pero ese culo parece radioactivo
no quiero ser RH positivo por eso me pongo doble preservativo”
Canción: Rastamandita
Grupo: Molotov
Soy caliente, y me gustan los hombres calientes. He tenido por ahí unos amantes que son como guatero de lucifer y la verdad es que no me importa que no sean unos bombones rellenos envueltos en papel dorado pero si se menean bien y prestan el poto todo ok. Igual me bajan todos los miedos a las ETS y tal, por lo que si pudiera me envolvería el pirulo con alusa, celofán, lo amarro con masking tape y doble condón encima, más vale acueste seguro que chancro duro dice el viejo proverbio chino.

“Tú y de nuevo tú, Dejas que naufrague injustamente en ti, Tú, mi locura tú, Me atas a tu cuerpo no me dejas ir, tú adherido aquí, entre cada átomo, entre cada célula, vives tú, todo lo llenas tú, que vienes y pasas como un huracán, Tú total y pleno tú, Te has vuelto mí fuerza y mi talismán, Tú, silente y sutil entre cada átomo, Entre cada célula vives tú”
Canción: Tú
Cantante: Noelia
El amor!!!!!!!!! Uno se vuelve un pobre imbécil con el amor. Pero que bien se siente!!!!. Yo juraba que jamás iba a hablar como guagüita y decir palabras melosas y hacer idioteces que de pensarlas me pongo rojo. Pero una vez que me enamoré cagué. Ahí estaba yo haciendo añuñus al teléfono, gritando Te amo, te amo, te amo, te amo como desquiciado y portándome como la quinceañera más aturdida. Quiero que me pase de nuevo!!!!!!!!! Quiero sentir que necesito químicamente a alguien!!!!!!! Que cada átomo y cada célula de mi se remeza con ese huracán llamado amor (que cursilería más grande pero en fin, así es la cosa no más).

22.9.06

Una pequeña historia



El día que nació J toda la familia estaba feliz. El tercer hijo y tercer nieto. Mira esos ojitos, que lindos. Pareces un ángel, decían las tías al recién nacido.
Ya de niño su alegría inundaba todos los lugares donde iba. Su tía Flo gozaba viéndolo bailar y hacer espectáculos en el centro del salón. Era el regalón de todas las viejitas.
Siempre he pensado que eres especial, le decía su madre, mientras peinaba los suaves rulos de color castaño en la frente de su pequeño hijo.

En el jardín infantil comenzó a mostrar habilidad en todo lo que se proponía. Si bien algunas cosas le costaban, J era obstinado y lograba sacar adelante la tarea del día.
Por las tardes a veces salía a pasear con su nana o su mamá y pequeñas cosas como un batido de frutilla o un cucurucho de papas fritas eran el mejor regalo que J podía recibir.

El primer día de clases en el colegio J no lloró, pero se sintió extraño. ¿Por qué son todos amigos? Se preguntaba. Yo también quiero jugar con los cubos de madera, pensaba sin atreverse a hablarle a la pecosa de moño en el banco de al lado.
Los juegos bruscos de sus compañeros nunca le parecían muy interesantes. Era mucho más entretenido imaginarse que estaba en una maquina del tiempo y viajar por distintos países y épocas. O quizás organizarse con sus vecinitas y armar un club en donde se puedan hacer muchas cosas divertidas. O bailar arriba de sus patines en el patio de baldosas que tan buena superficie era para aquello. Su imaginación lo llevaba a hermosos lugares donde todo era alegría, felicidad y risas. La inocencia de J era enorme. Todavía no se daba cuenta que aparentemente algo no andaba bien.

Los compañeros de curso nunca lo elegían para jugar a la pelota. J comenzó a escuchar risas a sus espaldas y no entendía lo que estaba pasando. ¿Por qué ellos no ven que yo solo quiero jugar como todos lo hacen? pensaba. ¿Por qué el resto no celebra mis gracias como mi tía Flo?
Mariquita, dijo Gonzalo, el niño más rebelde del curso, y todos sus amigos se rieron y empezaron a seguirlo. Se junta con las mujeres, es mujercita, le decían, y el pobre niño seguía sin entender. Las burlas de sus compañeros hacían que J sintiera mucha pena. Pero él no podía demostrarlo. A tan corta edad ya comprendía que su familia no debía saber que estaba sufriendo.

La alegría de J empezaba a desvanecerse. Aún así los momentos que pasaba con la Carolina y la Maca le hacían olvidar lo que pasaba en el colegio y se sentía seguro en ese mundo feliz que se había inventado. Pero los recreos en el colegio eran los momentos en que la cruda realidad aparecía violenta frente a la pureza de J. Por primera vez sentía que no pertenecía a ese lugar. ¡No es el resto, soy yo! Descubrió un día. Yo soy el distinto, se lamentaba queriendo parecerse lo más posible a sus compañeros que se veían tan seguros y confiados en todo lo que hacían.

J comenzó sin darse cuenta a alejarse de su mamá (él no se percató hasta mucho tiempo después). Ya no se dejaba acariciar. Tanto se alejó que se olvidó como se abrazaba. J comenzó a perder la capacidad de amar al resto.
Sus juegos también cambiaron. Ahora J bailaba solo en su pieza. Nadie podía verlo. Esas cosas no las hacen los de mi colegio, se repetía.

Algunos años después en una mañana de invierno en que todo se veía gris comenzó algo que J no se esperaba. Los del curso de más arriba empezaron a gritarle desde el otro lado del patio. Fleto, maraco, ándate de acá colizón. J sentía como todos los ojos estaban puestos en él. Una risa nerviosa fue lo único que atinó a hacer. Nadie lo ayudó, nadie lo apoyó. Ahí estaba J, el siempre alegre J, pasando por el momento más triste de su corta vida. Camino a casa aguantaba las lagrimas para no llegar con los ojos rojos y que sus papás supieran la vergüenza que había pasado. Pero una vez en su dormitorio J lloró. Lloraba sin consuelo. No hay nada que pueda hacer, se decía. Las lagrimas caían por sus mejillas, llegaban a su boca y el sabor le recordaba el amargo momento por el que estaba pasando.

Decidió escribir. Abrió el candado del diario de vida que le había regalado su madrina y comenzó a descargar toda su ira contra aquellos que lo molestaban. Las palabras llenas de rabia mostraban todos los defectos de esos que gozaban burlándose de él. Pero al final del párrafo cuando ya no tenía a quien más insultar escribió algo que le hizo comprender lo que pasaba. Es verdad que siento algo por los hombres, escribía mientras las lágrimas dejaban una mancha de tinta corrida en el papel. Había escrito lo que pensaba hace mucho tiempo. Había escrito lo que todos le gritaban en su cara. Escribió su destino.

11.9.06

El A B C de toda loca

Aclaración: En general no me gusta que los gays se mujereen. No me agrada la cosa de andar hablando como si fuéramos minas y tampoco me gusta la mariconeria excesiva. Pero como soy un cola inconsecuente acá va un listado aleatorio y alfabético de mi lado más fleto.

Aretha Franklin, Abba: Canto como desquiciado y a toda boca “Natural woman” de Aretha y hago una semi coreografía patética en que simulo sentirme como una mujer plena. Por otro lado no puedo evitar emocionarme un poco cuando entono “Gracias por la música” (sí, en castellano) de Abba porque “soy muy sencilla y algo aburrida tal vez” y “por eso quiero dar las gracias a las canciones que transmiten emociones” “que suerte tuve soy tan dichosa al cantar” y toda esa mariposona canción que me fascina.

Bokhara, Bunker: Sí, soy un disco boy. Me encanta arreglarme, ponerme guapo y salir a destrozar las pistas de baile. Me da lo mismo donde sea. Voy a todas. Siempre digo, “ya, nunca más voy a esa mierda” pero termino arriba de las tarimas contorneándome con desenfreno prácticamente todas las semanas (todas en realidad).

Cremas: Me he echado crema en la cara desde que tengo uso de razón. Sé perfectamente los usos de un astringente y una humectante. Me exfolio constantemente y me compro la última novedad en belleza liposómica, retinolica y colagenica. La sección de belleza masculina del duty free pasa susto cuando me aparezco. También saco todos los sachets de muestras gratis de las revistas y me los “aplico” (termino muy cola) aún cuando sean cremas para ancianas de cutis agrietado y fláccido como sharpei.

Drag Queen: No le creo al que me diga que nunca ha pensado en vestirse de mujer, bien exagerada, con mucha teta, mucho maquillaje y cantar y bailar con la gracia de Nicole Gaultier o Maureen Junot (¿así se escribe?). Toda loca que se precie de tal tiene en su interior una Petra Pérez en potencia. Bueno, yo en mis años mozos cuando no conocía a nadie y era bastante menos prejuicioso me metí en una falda tubo de lycra morada, me chanté una mega peluca blonda, pestañas postizas y unos tacos de 12 cms y me fui con un amigo en las mismas a bailar. Fuimos la sensación de la noche y les prometo que ha sido una de las noches más divertidas de mi vida. Ahora lo pienso y me muero de plancha y lo encuentro bastante patético, pero a la vez me enorgullezco de haber sido capaz de hacer el ridículo más grande de la historia y salir airoso.

El extraño retorno de Diana Salazar: The gayest soap opera ever. Lucia Méndez con los ojos cambiando de color fue mi placer culpable desde mi tierna infancia.

Flashdance: El salto de Jennifer Beals es un clásico en mis cumpleaños. Corro de un lado al otro del salón y brinco por los aires al ritmo de “What a feeling” (o “Guatapique” como le digo yo). Y que tal la clásica escena del agua cayendo sobre la malla de lycra y las polainas de la chiquilla en la silla. Sé que muchos han soñado con hacerla pero por problemas exclusivamente técnicos no lo han hecho.

Gwen Stefani: Ídola total, demasiado cool. La amo desde los principios de “No Doubt”. Y sus videos son lejos los más inspiradores para mí.

Hernández, Myriam: No me gusta pero reconozco que su video de “Huele a Peligro” con el chorreo por encima de ese vestido horripilante con la banda negra que le afirmaba una teta, he tratado de emularlo bajo toda cascada, salto de agua o juego acuático que he encontrado.

Indio Pícaro: Siempre lo levantaba para verle la tula (no se me ocurrió nada más con I).

Jabones: La loca no puede usar Le Sancy. Tiene que ser el mega jabón ultra oloroso con incrustaciones de quizás que mierda, que exfolia, humecta, aromatiza, relaja y una cantidad de cosas que uno ni se imaginaba que una barra de grasa procesada podía hacer.

Kilos: La obsesión por el peso y la figura no es exclusiva de las minas. No, señor. El varón colipato cuenta calorías con la misma facilidad que lee el diario. Sabe las combinaciones perfectas de carbohidratos y proteínas para no terminar con una panza de proporciones. Y se martiriza en el gimnasio para lucir su cuerpo tonificado aún cuando odia hacer ejercicio más que nada en la vida.

La novicia rebelde: So long, farewell Auf Wiedersehen, Goodbye, lalalalalalalalalala. No soy fanático pero Julie Andrews y la tropa de pendex cantando esas canciones mamonas han amenizado no pocas veladas con mis amigos colibríes.

Mamá: Es innegable. Todo gay tiene a su madre en un altar. “Lo que pasa es que mi mamá esto, mi mamá aquello, mi mamá me dijo que, a mi mamá le paso lo siguiente”. Es una constante en cualquier conversación con un chico rosa. Fíjense y de ahí me comentan.
Ah, Madonna... también es con M… se me había olvidado y varios me matarían por esa omisión. Pero ven como mi madre está primero.

Nadia Comaneci: Gozaba con la película de la vida de la gimnasta rumana. ¿Por qué? Ni idea, pero cada vez que se iba a tomar el tazón de cloro en vez del agua yo sufría. Ahí aprendí también de los desordenes alimenticios y lo que era un 10 perfecto. Que mariconada más grande, god.

Ñuñoa: La comuna donde vivo.

Onanismo: Claramente no es exclusivo de los gays, pero puta que es bueno pa la paja uno. Lo que sí creo es que el chiquillo mariposa le aplica creatividad infinita para hacer del placer personal una novedad constante.

Pedro Almodóvar: Amo su estética, me encantan toda sus películas, los diálogos mas graciosos del cine están en ellas. Me sé varios diálogos con todas las zetas incluidas de “Mujeres al borde de un ataque de nervios”. Solo alguien como él puede sacarle tanta belleza a una monstrua como Rossy de Palma.

Queer as Folk: Revolucionó la televisión de temática gay. Me hice rechupete la primera temporada pero después me aburrí. Bueno si también tengo otras cosas que hacer, ya!

Ropa: Me encanta, me compro mucha. Y si tuviera más plata me compraría muchísima más. Mi closet esta que revienta y sigo llenándolo con frecuencia, no tanta como un amiguito mío pero claramente bastante más allá de mis reales necesidades.

Scissor Sisters: El video y la canción “I don´t feel like dancing” hacen que quiera ser el mejor amigo de todos ellos. Les amo con pasión y locura. Quiero “puro verles” en vivo.

Trevi, Gloria: Es un icono total. Loca, ordinaria, genial, basura pura. Todos los elementos que hacen que sea un fetiche absoluto. El cassette de “Tu ángel de la guarda” (lo googlee, no me acordaba) se llego a derretir de tanto que lo escuchaba. “Agárrate mamá que traigo mi boleta y no es el diez que esperas” “agárrate cariño, voy a tener un niño, agárrate a mi cuerpo no ves que tengo miedo, agárrate tu solo, no ves que yo no quiero”.

Uma Thurman: Desde que la vi en “La aventuras del Barón Munchausen” en el cine Las Lilas hace sopotomil años me enamoré total y absolutamente de ella. Ultra mina, chora, mucha onda y talentosa. Me encanta. Si fuera mina me gustaría ser ella.

Volteretas: La rueda, el rondat, la vuelta de carnero. Las barras, el trampolín, el caballete. Todo lo que implica gracia y agilidad cual gacela al viento son las especialidades de la coliza chica en Educación Física. Yo volaba por los aires con una facilidad y garbo que todos me celebraban. Probablemente todos se reían de mí hasta asfixiarse pero yo me sentía tan ligero que ni me percataba.

Will & Grace: nada más divertido que Karen. Es lejos el personaje más gracioso de todas las sitcoms gringas. Reconozco que algo de mi alcoholismo incipiente se lo debo a ella (ven que tienen razón los conservadores en prohibir la exhibición de conductas que pueden ejercer un efecto nocivo en la salud de la población).

Xuxa: Xu xu xu Xa xa xa este ritmo nuevo voy a bailar. Ax Ax Ax Ux Ux Ux El diablo es un magnifico. No puedo olvidar el día que vi en “Éxito” como retrocedían y avanzaban a la pobre Xuxa para sacarle las frases satánicas a su inocente canción. A mis amigos les hago el baile de Xuxa al revés y al derecho cada vez que me acuerdo. Eso sí no tengo la muñeca tamaño natural que mató a la “bebe” en Calama.

Yasuri Yamileth, Yamna Lobos: Chulas a morir pero geniales. Nadie puede tener un nombre con Y y no transformarse de inmediato en un referente cultural de la ordinariez más exquisita.

Zapatos taco alto: Dime que nunca te pusiste los tacos de tu mamá. Mentiroso. Feliz estabas taconeando de lo lindo cuando te pillaron in fraganti y tuviste que inventar una chiva de aquellas. La loquita chica gozaba sacando el “calzado” a la “mami” o lo van a negar acaso.